Saltar al contenido

preguntas sobre La Sopa De Piedra

16/09/2020

la sopa de piedra

El viajero consigue de este modo cocinar una abundante, variada y deliciosa sopa que al final comparte con todos los habitantes del pueblo. El caldo de piedra radica en pescado, cebolla, chile, jitomate, cilantro, epazote y agua, estos ingredientes son depositados en una jícara, en donde se dejan caer piedras al rojo vivo, ocasionando una cocción prácticamente instantánea. Es un plato de origen prehispánico y que se logró conservar, a lo largo de tiempo. Según los historiadores solo lo consumían los altos mandos, pero actualmente es un símbolo que honra a la mujer de la región y la coalición entre los pobladores. Flores Martínez afirma que, cuando visitó San Felipe Usila, vio a unos pescadores cocinando una sopa de pescado y camarones con piedras el rojo vivo en un caldero.

la sopa de piedra

“Sopa de piedra, agradas un poco”, responde el viajero. La gente asombrada sugiere sabores que le vendrían bien a la sopa y va sumando ingredientes que buscan en sus casas. Zanahorias, papas, cebollas, pimentones, bellotas, sal, calabazas, etcétera.

Preparación

Lea mas sobre mantenimiento de flota aqui.

  • En el fondo de una jícara se coloca cilantro, epazote, rodajas de ajo, chile jalapeño, trozos de tomate y se agrega un poco más de epazote, cebolla chalote, tomate martajado, el pescado y/o camarón con todo y cabeza.

El lugar puede parecer rústico, pero la vivencia es única, la calidad de los alimentos es buena, pero es preferible que se viva la experiencia, eso sí cuidado con no quemarse, la temperatura del caldo llega de hecho a puntito de ebullición. Las piedras tienen que ser puestas una al unísono, en intervalos de precisamente un minuto entre cada piedra. Licúa el agua, la salsa de tomate y la mitad de la cebolla por tres minutos. Jamás utilizaría pino, puesto que por sus aceites da un toque amargo a los alimentos”, afirma. Flores Martínez afirma que el plato es originario de San Felipe Usila, un municipio en el vecino estado de Oaxaca que está situado a más de 625 km del restaurante. México tiene una enorme diversidad gastronómica que forma parte de las tradiciones y patrimonio de las diferentes regiones del país.

Aquí no se encuentran prácticamente edificaciones coloniales. Y en su zona, como pobladores del río, las piedras que lo rodean son vastas, y perfectas para una de sus tradiciones más arraigas y preciosas, el platillo llamado Caldo de Piedra. Aparte de su peculiar preparación, el delicioso caldo no se come en un plato tradicional, si no que en una jícara.

la sopa de piedra

La masa combina especial con frijol negro y chile seco. Los tepejilotes rancheros —las mazorcas de palma que en Chiapas se conocen como “chapay”— de manera regular se combinan con huevo y salsas cuando van cocidos, pero asimismo se comen asados como algún otra mazorca o tiernos en ensaladas. En este momento poner en cada ollita un tanto de los elementos y pon un tercio de agua, que no esté muy llena. Si lo vas hacer en la olla grande pon los ingredientes para 6 personas.

la sopa de piedra

Cocinado con piedras de río al rojo vivo, el caldo de piedra oaxaqueño es un símbolo de unión, respeto y amor. Su historia se remonta desde los orígenes prehispánicos pero no se sabe con precisión la fecha de su creación, lo que sí se sabe que es un platillo completamente creado por indígenas chinantecos hace más de 5,000 años A.C. sin predominación de ninguna otra civilización mexicana ni de los españoles. Los jubilados de las ciudades de Usila y Tlacoatzintepec narran que ante la necesidad del hombre por cocinar sus alimentos fue que nació la iniciativa para la creación de lo que actualmente conocemos como caldo de piedra. En El camino del caldo de piedra, la cineasta Sarah Borealis documenta todo sobre este singular platillo. Para contar la historia se valió de la familia Gachupín Velasco, quienes han mantenido su Comedor Prehispánico Caldo de Piedra (entre la Ciudad de Oaxaca y Santa María del Tule) a lo largo de varias generaciones.

Lea mas sobre gloriaoracion.com aqui.

Años después, Flores Martínez trajo los sabores y las técnicas para preparar caldo de piedra a esta comunidad empedrada. Caldo de origen prehispánico preparado con agua, rebanadas de jitomate, chile verde, cebolla en rebanadas, ajos machacados y yerba santa que se colocan en una jícara grande, para más tarde agregar dos o tres piedras calientes al rojo que impulsan la ebullición del agua. Una vez cocidas las verduras se le añaden trozos de pescado o camarones de río y se come en la misma jícara donde fue elaborado.

Lea mas sobre oracionesdelanoche.net aqui.

También se acostumbraba hacerlo para mediar y solucionar inconvenientes maritales. Para este último fin, se convocaba a la gente en enfrentamiento a fin de que estas charlarán mientras el hombre cocinaba. La comida se realizaba cuando se resolvían los problemas, a forma de celebración. En sus orígenes, era preciso buscar o labrar una concavidad en las considerables rocas junto al río que hiciese las veces de una gran olla. En el fondo se colocaban hojas de pozol —similares a las de plátano— para que el caldo no se filtrase.

Un recorrido por la historia del teocintle, el antepasado del maíz El teocintle es una antigua gramínea silvestre desde la cuál el hombre mesoamericano creó el eje de su cultura, el maíz. Esta es la mazorca más antigua que da luz sobre la evolución del maíz Parecida al teocintle, este vestigio da pistas sobre el largo sendero de domesticación del cereal más producido en el planeta. Después, agrega en una cazuela de barro el filete de pescado, los camarones, el tomate, la cebolla, el cilantro, el ajo, el epazote, el vinagre de manzana, el orégano, el laurel y las semillas de cilantro. Oaxaca.- Durante las últimas semanas, se ha viralizado en Tik Tok y otras redes sociales un platillo típico mexicano, se habla del “caldo de piedra”, originario de Oaxaca. CulturaLa suma total del comportamiento y las formas de vivir de un asentamiento de humanos que es trasmitido de generación en generación.

Esta fábula se conoce en países nórdicos, en los que la sopa inicia con un clavo. La primera cosa que hay que hacer es poner las piedras sobre una flama fuerte, puede ser sobre la flama de la estufa, o en el asador con carbón muy caliente. Científicos confirman que el maíz fue la causa de la civilización prehispánica En cuevas de Puebla, fueron encontradas muestras de maíz en desarrollo de domesticación de hace más de 5 mil años.

La tradición consigue seguir gracias a varios pobladores reacios a que muera, y quienes llevan especies de otros lados a fin de que de alguna forma el ritual pueda ser contemplado ante los pasajeros que llegan a presenciarlo. Deben ser las de color blanquecino, de forma redonda u ovalada pero uniforme. Estas piedras resisten elevadas temperaturas y el agua no se filtra por . Las piedras se ponen al menos dos horas dentro del fuego, hasta que toman un tono rojizo incandescente.

la sopa de piedra