Saltar al contenido

Por qué La mayoría de las personas ignorando acerca de Aprende A Decir No y por qué Usted debe leer el informe

25/11/2019

aprende a decir no

Estudiar a decir que no, entonces, se transforma en un tema obligado que debe enseñarse a las personas desde su niñez, con la intención de desarrollar un mecanismo de defensa ante algún invasión o afectación que perciban en su ambiente. La gente, en su afán de estar comunicado eficientemente con los demás, con precisión y empatía, evitan decir que no por temor al rechazo, a combates, a perder ocasiones o, simplemente, por la carga de sentimientos de responsabilidad que les logre acarrear el hacerlo. Aprender cómo decir NO es una habilidad que tienes que desarrollar. Así sea porque deseas cuidar tus relaciones o ser más productivo, decir No en ocasiones es difícil. Acá te explicamos la técnica que te enseñará de qué manera decir NO de manera positiva y ganar en los negocios y la vida.

La gente que están acostumbradas a jamás decir \’no\’ llegan al punto en donde negarse a las necesidades es casi irrealizable puesto que la culpa les impide sentirse relajados o satisfechos. Niña, lo más esencial es que poseas claro que es lo que deseas, lo que esperas de la vida y lo que deseas de ti misma, si lo tienes claro, no te será bien difícil decir no, ya que vas a tener bien plantadas tus ideas. No dejes que nadie te desestabilice a fin de que hagas algo que no quieres solo por no hacer sentir mal a los demás, ten en cuenta que primeramente tienes que quedar bien solo contigo misma. No obstante, sostener cierto protocolo para no admitir abiertamente que no quieres trabajar con determinado compañero -por poner un ejemplo- lejos está de tener que engañar o asentir positivo a todo por temor a quedar mal, añade la psicóloga especialista en asertividad. Ese déficit de asertividad se observa de inmediato en la forma de comunicar, en las palabras que se usan y la comunicación no verbal que acompaña un mensaje.

Recupera Tu Asertividad

A veces muestran un estilo de comunicación agresiagresivo-pasivo; por ejemplo, dejan de hablarte, te hacen el vacío, etcétera. Pero, a fin de que esto sea una situación y la gente pueda sentirse más libre de decir verdaderamente lo que no desea, hay que aprender a recibir un “no” como contestación, y aprender a aceptar y apreciar que la otra persona haya sido franca. Si educamos a nuestros hijos a fin de que tengan claras sus responsabilidades, asuman sus compromisos y reconozcan, por ende, sus prioridades, podremos entonces inculcarles las maneras de decir no de una forma educada y estable para que, ante una persona o circunstancia, puedan anteponer sus intereses.

Lea mas sobre aqui.

Si quieres entender más sobre decir que no y asertividad, contacta a nuestros sicólogos en Puebla, en el Centro de Psicología Integramente. El próximo paso “sería dar pautas específicas que nos ayuden a poner en práctica las conductas apropiadas para saber “decir no”; como la técnica del “Disco rayado” entre otras. Para manejar apropiadamente estas técnicas lo ideal es que sean dirigidas por un profesional que adiestrará lo que más dificulta a la persona, basándose en la presunción de no tener que justificar el NO, reafirmándonos en la negativa si persiste de nuevo la petición. Comunmente hay un denominador común y es el temor al rechazo de los demás. En el momento en que interaccionamos con otros, nos transformamos en sujetos pasivos de dicha observación (desde cómo nos comportamos, qué decimos, de qué manera reaccionamos…). Esto nos condiciona a que la mayoria de las veces procuremos dar la mejor imagen de nosotros mismos a nuestro interlocutor, ya que de lo contrario nos sentiremos juzgados y podremos tener la sensación de que no somos bien admitidos por los otros. En una sociedad como la nuestra, aunque el individualismo aflore nuestra propia rivalidad en un mercado que surge siempre, no podemos olvidar que somos seres sociales que necesitamos a los otros y que es bien difícil que nuestra opinión intrínseca sea positiva si no contamos con el apoyo de nuestro entorno.

  • Si alguien tiene dificultades para pensar en una situación donde les cueste decir no, se le puede indicar al compañero de la derecha que piense en algo que le quiera pedir al otro.
  • De no tenerla el usado puede exceder sus propios límites al decir que sí recurrentemente, explicó Vichis.

La autora, que tras vivir muchas situaciones indeseables decidió aprender a decir que no, enseña a las lectoras -con bastante humor- cómo lograrlo y ser más contentos en la vida personal y laboral. En el momento en que aguardamos que alguien realice algo en lugar de lo que hacemos por esa persona, tendemos a volvernos vulnerables, de tal forma que dejamos que la otra persona nos manipule a fin de que no tengamos la posibilidad decir no a lo que nos pide. Si esperas reacciones o algo de las personas te sentirás frustrada y defraudada, recuerda que cada cabeza es un mundo y no pensamos de esta manera, eso se llama diversidad. Es importante estudiar a decir \’no\’ sin vueltas y sin explicaciones o dando falsas esperanzas de que trataremos de conseguir lo que “el otro” necesita. La alta probabilidad de que la gente a las que les entrega lo que necesiten en algún momento podrá tener para retribuir algún favor.

Lea mas sobre lasaromaterapias.com aqui.

aprende a decir no

Existe una condición vinculante entre el saber decir no y lo que se conoce como la respuesta de Asertividad; definida ésta como “la aptitud de autoafirmar los propios derechos, sin dejarse manejar y sin manipular a los demás”. Dicho lo cual, manteniéndonos en el tema que nos ocupa, una persona asertiva es aquella que además sabe mostrar su posición hacia algo, explicando sus sentimientos y que en el momento en que algo no lo desea lo expresa abiertamente de una manera correcta. Para tener habilidades sociales correctas debemos tener conductas de asertividad.

Lea mas sobre crmgratuito.net aqui.

Y así se convierte en una costumbre y hasta una fama de que las personas que no tienen idea decir \’no\’ siempre van a tener lista una solución para quien lo requiera. La apariencia emocional es muy importante para todos y fué homónimo de bondad el decir siempre y cuando sí tenemos la posibilidad de hacer lo que se nos solicita y si no tenemos la posibilidad de, seremos capaces de hallar lo que esa persona está completamente segura de que poseemos y está preparado.

Demoran su contestación para no tener que decir no (esperando que de este modo el otro lo olvide). No dicen “no” en el instante, pero después no hacen aquello a lo que se comprometieron. También puede suceder, en el extremo contrario, que no sean capaces de decir que no y soporten las especificaciones de aquello a lo que se comprometieron a pesar del malestar que les genera. No saber decir no les trae consigo problemas en su historia diaria, social o laboral. “Lo más importante que aprendí a hacer después de los cuarenta años fue a decir no cuando es que no.” (Gabriel García Márquez). Conque es momento de dejar atrás esta práctica de andarse con rodeos y no negar clara y directamente lo que se quiera rechazar. Claro, hay que ser flexibles, hay veces en que “no” no es una respuesta viable y uno debe ceder, pero, en lo posible, hay que comprender qué uno desea, lo que no, y no tener temor de decirlo.

aprende a decir no

Pero, muchas veces, al no poder decir no, se nos cierran puertas, nos negamos cosas, tiempo y beneficios a nosotras mismas al no expresarnos. Te mandamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

Conferencia enfocada a enseñar la manera en que la multitud, y cualquier organización, puede prevenir y eludir la inseguridad, desde una visión compuesta por cinco pasos. De esta manera, muchas personas, por no poder decir no a tiempo, se coche genera inconvenientes en su entorno personal, laboral, económico y social.

La inconveniencia para decir no puede ser producto de inconvenientes para comunicar, desorganización o inconveniente para priorizar. Hay que jefes que lejos de clarificar entre lo importante y lo urgente “entra a un ritmo más agotador”, señaló Isaac Vilchis. Tener claro por qué contribuye a repensar tu siguiente “sí, acepto cualquier cosa”. disminución en el nivel de seguridad personal y, a largo plazo, puedes convertirte en un “cuello de botella”, refire Isaac Vilchis. Asertividad es la aptitud de autoafirmar los derechos propios, respentando a los demás. De no tenerla el usado puede sobrepasar sus límites al decir que sí recurrentemente, explicó Vichis.

Decir siempre \’sí\’ asimismo es dependiente de la persona con la que estemos intentando, no obstante considerar que aquella persona no será con la capacidad de conseguir lo que necesita por sí sola, es menospreciarla y considerar que no es tan eficaz como que siempre tenemos todo a la mano y ya listo para darlo y decir \’sí\’. La fuerte necesidad de ser recibido puesto que una persona que jamás dice \’no\’ seguramente constantemente se va a ver “rodeado de amigos”. La sicóloga Georgina Reyes nos enseña por qué razón no sabemos decir ‘no’ y de qué manera estudiar a decir no sin sentir culpa. Nos encontramos muy habituadas a no decir no, por pena, por no llevar a cabo sentir mal a la otra persona, por el hecho de que no sabemos de qué forma comunicarle que no tenemos ganas hacer una cosa o porque es incómodo negar cosas.

aprende a decir no

Es esencial perder el miedo a desilusionar a las personas con las que mantenemos una relación real puesto que si existe amor, cariño y aprecio, esas personas van a ser capaces de identificar que no somos proveedores permanentes de sus pretensiones. Muchas veces la multitud lanza expresiones con el simple objetivo de lastimarnos o incordiarnos, esto causará que tu reacciones de otro modo, a estas personas son conocidos como “tóxicas”, lo esencial es no reaccionar como lo esperan, sino más bien darles un giro inesperado. La dificultad para “decir no” se encuentra dentro de las más frecuentes con la que estamos en bastante gente que nos solicitan asistencia o cuando exploramos el área de asertividad y habilidades sociales. Es habitual sentir fuerte incertidumbre al decir \’no\’ a las personas con las que poseemos un vínculo afectivo y ahí es necesario hallar la manera de decir que esta vez no es posible complacerlos. Es muy importante detectar y percibir de qué forma estamos verdaderamente frente a la constante solicitud de resoluciones o favores de la gente que nos cubren a fin de percatarnos que es lo que estamos generando en ellos. Aprender a decir «no» es una aptitud que los hombres consiguen a muy temprana edad, y que nuestra cultura se encarga de remarcar. En cambio, las mujeres se sienten regularmente presionadas a decir «sí», en el momento en que en realidad querrían decir «no».

aprende a decir no