Saltar al contenido

Indicadores sobre Leyenda De Popocatépetl E Iztaccíhuatl que Debe saber

24/09/2020

leyenda de popocatépetl e iztaccíhuatl

En torno al origen y creación de estos volcanes han surgido una gran variedad de leyendas y mitos. Según otra versión, Popocatépetl mandó crear tres pirámides para la princesa fallecida y una para él, las cuales se convertirían en los 2 volcanes por designio de los dioses. Una variante al respecto es que el guerrero levantó un monumento funerario para sepultar a su amada y se quedó velándola hasta que él mismo pereció. Utilizando su sepa ordenó a un hechicero que convirtiera a la princesa en una montaña de nieve. Al regresar del frente de batalla, el enorme guerrero invocó un conjuro para transformarse él también en un monte nevado al lado de . Otra variación de esta historia de historia legendaria es que, desde el frente enemigo, se engañó a Popocatépetl, haciéndole pensar que Iztaccíhuatl había fallecido para obligarlo a volver y así retirarlo de la contienda.

No obstante, hablando más sobre las especificaciones del Popocatépetl tenemos la posibilidad de decir que es un volcán activo con una edad aproximada de 730,000 años. Tiene forma cónica simétrica y una altura máxima de 5,450 metros sobre el nivel del mar, lo que lo pone como el segundo más alto de México. Popularmente se conoce como “El Popo”, si bien las ciudades estables en sus faldas lo conocen con el cariñoso mote de “Don Goyo” que es otra historia que en el final contaremos.

La Leyenda Urbana De Verónica

Restauradora por la Escuela Superior de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Galicia, España. Coordinadora de restauración del “Proyecto de la vieja ciudad maya de Calakmul”, Centro INAH Campeche. El montaje, basado en la obra “Equinoccio de Primavera o de qué forma ganar o perder un amor”, del dramaturgo Alejandro Linares, transporta a los ayudantes a la temporada precolombina. Con la meta de salvar la cultura precolombina y fomentar el atrayente turístico de Xochimilco, se presentó en el paraje Muyuguarda la obra “Equinoccio de Primavera o de qué manera ganar o perder un amor”.

leyenda de popocatépetl e iztaccíhuatl

Dice la historia de historia legendaria que el emperador veía con agrado el matrimonio de su hija con aquel joven guerrero. En el momento en que Iztaccíhuatl y Popocatépetl iban a celebrar su boda, los ejércitos enemigos decidieron agredir. El emperador reunió a sus guerreros y confió a Popocatépetl la misión de dirigirlos en los combates. Su hija, la princesa Iztaccíhuatl, se encontraba enamorada de un joven,valeroso y también inteligente guerrero llamado Popocatépetl. El joven guerrero le dio un beso póstumo, tomó una antorcha y se arrodilló en otra montaña frente a su querida, velando así su sueño eterno; al paso del tiempo, la nieve cubrió sus cuerpos y los dos se transformaron lentamente en volcanes. Hubo una vez, un emperador muy rico y poderoso que tenía una hermosa hija llamada Iztaccíhuatl, la princesa se encontraba enamorada de Popocatépetl un joven guerrero, capaz y valeroso.

Lea mas sobre aqui.

Sácale provecho a tus fines de semana o a lo largo de tus vacaciones y hospédate en entre las nueve habitaciones que proporciona la hacienda, cada cuarto tiene una decoración única, haciendo más particular tu estadía. Hoy en día, el edificio funciona como hotel y spa con objetivo de traer el campo a la ciudad para brindar un servicio revolucionario y único para los que se alojan en sus gigantes 4 paredes. La visitaron muchos directores, actores, actrices y artistas reconocidos, además de esto, múltiples de las pinturas y proyectos de la hacienda se encuentran en las paredes de este sitio. Y fue así como encontró una tumba bajo el sol amontando 10 cerros para levantar una gran montaña.

leyenda de popocatépetl e iztaccíhuatl

Entonces fue cuando el cacique de los Tlaxcaltecas, vigorosos enemigos de los Aztecas, fatigado de esta terrible tiranía, decidió combatir por la libertad de su pueblo. El tema de inspiración de este juego de collar y aretes es la leyenda de los Volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl. Cuando Popocatépetl regresó victorioso supo lo que había sucedido y procuró a Iztaccíhuatl, la cargó entre sus brazos, tomó una antorcha encendida, salió del palacio y de la ciudad. Cuenta la leyenda que desconsolado, tomó el cadáver de la princesa y caminó durante varios días y noches hasta depositarlo recostado en una cima, que tomó la forma de una mujer dormida. Un día, el cacique de los tlaxcaltecas agotado de la opresión que tenía por parte del Imperio Azteca, que en aquel tiempo controlaba el Valle de México, decidió pelear por la libertad de su puebloy mandó a combatir a sus principales guerreros.

leyenda de popocatépetl e iztaccíhuatl

El cacique tenía una hija, llamada Iztaccíhuatl, era la princesa más bella y depositó su amor en el joven Popocatépetl, entre los más apuestos guerreros de su pueblo. Los dos se profesaban un inmenso amor, por lo que antes de partir a la guerra, Popocatépetl solicitó al cacique la mano de la princesa Iztaccíhuatl. El padre accedió gustoso y prometió recibirlo con una gran celebración para darle la mano de su hija si retornaba victorioso de la guerra. La bella princesa Iztaccíhuatl, hija del cacique de Tlaxcala, se había enamorado del joven Popocatépetl, uno de los más importantes guerreros de este pueblo. Los dos se profesaban un amor inmenso, por lo que antes de proceder a la guerra, el joven pidió al padre de la princesa la mano de si retornaba victorioso.

En el momento en que Popocatépetl regresó victorioso supo lo que le había sucedido a su querida, la cargó en sus brazos, tomó una antorcha y salió del palacio y absolutamente nadie volvió a observarlos. De esta forma partió ilusionado en cumplir su encargo lo más próximamente posible para regresar a desposar a la bella Iztlaccíhuatl, quien tolerante esperaba la hora de que su amado va a llegar victorioso y poder vivir juntos por siempre. El emperador reunió a sus guerreros y le confió la misión de dirigirlos en los combates. El Iztaccíhuatl descansa para siempre cubierto de nieve; el Popocatépetl se impropia por la desaparición de la amada, lanza fumarolas y amenaza a las poblaciones vecinas con la destrucción motivada por la furia. Una variación con tintes épicos es que, al impedir que sacrificaran a su amada, Popocatépetl huyó con para ponerla seguro. El guerrero continuó la escapatoria con el cadáver en brazos hasta un paraje donde lo puso sobre el suelo para velarlo.

leyenda de popocatépetl e iztaccíhuatl

Lea mas sobre kefir aqui.

El cacique de Tlaxcala aceptó el trato, asegurando recibirlo con el festín del triunfo y el lecho de su amor. El cacique tenía una hija, llamada Iztaccíhuatl, era la princesa más bella la cual depositó su amor en el joven Popocatépetl, entre los más apuestos guerreros de su pueblo.

  • En cuanto al cobarde tlaxcalteca que por celos mintió a Iztaccíhuatl sobre la muerte de Popocatépetl, desencadenando esta catástrofe, fue a fallecer desorientado muy cerca de su tierra, asimismo se transformó en una montaña, el Pico de Orizaba y se cubrió de nieve.
  • Pero ya no se encontraba tolerante, con el pasar de los días crecía su angustia pues no había novedades de su amado, Popocatépetl.

Los volcanes están en el limite territorial de distintos ayuntamientos de estados de la región centro de la República Mexicana, como el Estado de México, Morelos y Puebla. Los Makech siguen siendo parte de las tradiciones mayas, con sus piedras preciosas y semipreciosas, que son atados al pecho de las doncellas para recordarles que el amor verdadero llegará un día a su corazón.

De acuerdo con la mitología mexicana, Iztaccíhuatl fue una princesa que se enamoró de Popocatépetl, uno de los guerreros de su padre, llamado Tezozómoc, quien mandó al hombre a una batalla a Oaxaca con la promesa de que si salía victorioso y le traía la cabeza de su enemigo, le daría a su hija. Desconsolado, tomó el cadáver de su princesa y lo cargó hasta depositarlo recostado en su cima, que tomó la forma de una mujer dormida.

leyenda de popocatépetl e iztaccíhuatl

Lea mas sobre versosbiblicos.net aqui.

leyenda de popocatépetl e iztaccíhuatl