Saltar al contenido

Datos sobre Leyenda El Sol Y La Luna

26/09/2020

leyenda el sol y la luna

En las leyendas mayas se ocultan secretos, significados y también interpretaciones de nuestros antepasados sobre una forma única de ver el universo. Vino ahora el tercer Sol, el sol de la Lluvia.

leyenda el sol y la luna

Alguno tomó un conejo y con abofeteó al segundo sol, opacando su brillo y transformándolo en la Luna. De este modo fue que los dioses comenzaron a reunirse alrededor del fuego divino y en medio pusieron a Tecuciztécatl y a Nanahuatzin. Le ordenaron a Tecuciztécatl que se arrojara al fuego. Este obedeció con premura, pero al sentir el ardor del fuego no lo ha podido soportar y retrocedió. Lo procuró una, 2, tres, cuatro veces más y no fue capaz de lanzarse a las llamas; en ese instante, le ordenaron a Nanahuatzin que se adentrara en las llamas. Se arrojó decidido; logró fuerte su corazón, cerró los ojos y no vaciló. Aquella actitud decidida hizo reflexionar a Tecuciztécatl sobre su miedo, e impulsado por el arrepentimiento, se lanzó a las llamas…aunque para entonces, ya era tarde.

Descripción De 91 La Leyenda Del Sol Y La Luna.

Aún no estaba decidido quién sería el Sol y quién sería la Luna. Para convertirse en el Sol o en Luna, los 2 dioses debían hacer una liturgia que incluía un rito donde tenían que atravesar un aro de fuego. Un historia de historia legendaria maya cuenta que la luna y el sol escaparon de la destrucción huyendo cubiertos con el caparazón de una tortuga; merced a eso, la luna hizo su paseo a salvo dentro de la concha de este animal. En los códices mayas, el sol se representa llevando el caparazón de una tortuga; la insignia de uno de los cuatro Bacabs que están puestos en los puntos cardinales para mantener los cielos es también un caparazón.

En el año 13-Ácatl en Teotihuacán, una asamblea de dioses se hizo ordenando ayunos y sacrificios, se preguntaron quién se haría cargo de iluminar el planeta. Cuenta la leyenda que la diosa de la luna, Ixchel, se le consideraba mujer del dios sol; sin embargo, ella le era infiel, ya que cierto día escapó con el rey de los buitres.

Cuando nosotros vamos a orinar por un lado ¿quién lo recibe? Cuando vamos a ensuciar un rato por una parte ¿quién lo recibe?

Los mayas aún creen en esta historia de historia legendaria, puesto que si sus cosechas son quemadas por el fuerte sol, atribuyen este acontecimiento a la luna infiel quien, aseguran, escapó con un nuevo pretendiente, despertando la furia del dios sol. Al enterarse de esto, el dios sol se disfrazó con una piel de venado, y luego, se tiró al suelo como si estuviese fallecido. Aunque, antes envió a un mosquito al mundo de los buitres, que les indicaría en dónde podían darse un gran festín. Tecuciztécatl se lanza al fuego y sale convertido en otra estrella, más pálida y pequeña que la primera. Es la luna, quien se proyecta en el lado contrario al sol. En este momento la escenografía está dividida entre la noche y el día. Los demás dioses discutieron y decidieron que no podían existir 2 soles en el firmamento, conque eligieron apagarlo y fue entonces cuando lo transformaron en la Luna.

Lea mas sobre aqui.

leyenda el sol y la luna

  • Ahora entró un águila, que también se quemó (por eso el águila tiene las plumas hoscas, color moreno oscurísimo o negrestinas, color negruzco); después entró un tigre que se chamuscó y quedó manchado de blanco y negro.
  • Cada uno de ellos logró penitencia en los montes que les construyeron los dioses, los que se dicen son el día de hoy populares como las pirámides del Sol y de la Luna.

[…] Los Baatsik’ fallecieron porque tuvieron miedo del nacimiento del sol, por esa razón quedaron bajo tierra y que están enojados por el hecho de que nosotros estamos aquí, y que no todos se metieron bajo tierra. […] Por eso vienen a robar, pero después de que el hombre que ayunó siete días liberó todo cuanto habían robado y cerró ese sitio, ya los Baatsik’ no salen a hurtar, ya no se llevan animales ni gente. Ahora solo se llevan nuestro ch’ichiin [el alma del pensamiento o energía vital] para espantarnos. En el momento en que alguien se cae al caminar o tropieza, se ahuyenta y es de .

Como no se decidía, exasperados, los dioses lo empujaron. Pero antes que se elevase en el cielo, los dioses, furiosos, lo abofetearon y le pegaron en la cara con un conejo, tanto que le retiraron su resplandor.

leyenda el sol y la luna

Lea mas sobre el-humidificador.com aqui.

Entonces se sentó a la orilla del sendero, y estaba allí descansando, cuando vio a un conejito que había salido a cenar. Antes que hubiera día y noche en el mundo, se reunieron los dioses en Teotihuacan. Veintiséis años después de la creación de la Tierra, los dioses eligieron crear un nuevo sol.

Lea mas sobre hacerbafles.info aqui.

Luego los dioses formaron una enorme hoguera, contemplaron el fuego y los llamaron. El Pequeño Dios Sifilítico tomó impulso y se tiró a las llamas. Reapareció enseguida después y se elevó, incandescente, en el cielo. Los dioses esperaban de un momento a otro la aparición de Nanahuatzin en algún sitio del cielo, ya transformado en sol. Y el sol llegó del oriente pintado de colorado, hiriendo la vista, esplendoroso, ofreciendo calor.

Y, como siempre, encontramos un óptimo número de versiones atípicas. Decir que la intensidad de la luz del Sol impide verlo de manera directa. En el momento en que Tecuciztécatl vio que Nanahuatzin se había echado al fuego, se avergonzó de su cobardía y sólo entonces asimismo se aventó. Cuatro veces probó, pero no se decidía a brincar a través del aro de fuego. —y él hizo el intento de tirarse, pero le dio temor y no se atrevió. Los siguientes fragmentos corresponden a la una parte del avance de la historia de historia legendaria anterior, menos uno. Se concentró y decidido, con la agilidad de un jaguar, de un enorme salto atravesó el aro fuego.

Se dirige hacia una ofrenda de metal en el centro, toma una antorcha y la prende. (Un proyector provoca la ilusión del fuego en la mitad del ámbito). Nanahuatzin ofrecía cañas verdes, bolas de heno y espinas de maguey cubiertas con su sangre. Como absolutamente nadie respondía, se lo ordenaron a otro dios que era pobre, llamado Nanahuatzin. Cuando llegó la hora de arrojarse a la enorme hoguera, el grande y rico no se atrevió, tuvo miedo y salió corriendo, sin embargo, el \’pobre\’, fue muy intrépido y se arrojó a la hoguera y salió de ella convertido en el gran Sol. Él, solo podía prestar su corazón y sus sentimientos y así fue.

leyenda el sol y la luna

leyenda el sol y la luna